martes, 11 de enero de 2011

Aunque tú no lo sepas: Luis García Montero+Quique Gonzalez

“Aunque tú no lo sepas” nació en 1994 dentro de las páginas del libro “Habitaciones separadas” del poeta granadino Luis García Montero. Este es una de las principales figuras de la poesía española actual. Su poemario se caracteriza por el realismo cotidiano: la ciudad, el hogar, el amor, el bar o la noche son temas recurrentes en él.
En este poema el granadino habla a la mujer imaginaria, a la belleza que no se sabe amada, a su amor platónico, a ese amor que crece en la imaginación y que es más profundo y bello que cualquier amor real:

Como la luz de un sueño,
que no raya en el mundo pero existe,
así he vivido yo,
iluminando
esa parte de ti que no conoces,
la vida que has llevado junto a mis pensamientos.

Y aunque tú no lo sepas, yo te he visto
cruzar la puerta sin decir que no,
pedirme un cenicero, curiosear los libros,
responder al deseo de mis labios
con tus labios de whisky,
seguir mis pasos hasta el dormitorio.
También hemos hablado
en la cama, sin prisa, muchas tardes,
esta cama de amor que no conoces,
la misma que se queda
fría cuando te marchas.

Aunque tú no lo sepas te inventaba conmigo,
hicimos mil proyectos, paseamos
por todas las ciudades que te gustan,
recordamos canciones, elegimos renuncias,
aprendiendo los dos a convivir
entre la realidad y el pensamiento.

Espiada a la sombra de tu horario
o en la noche de un bar por mi sorpresa.
Así he vivido yo,
como la luz de un sueño
que no recuerdas cuando te despiertas.

Unos años mas tarde, un entonces jovencito madrileño, con ganas de canciones y escenario, componía una canción con el mismo título que el poema de García Montero. No era otro que Quique González. La bellísima canción la escribió para su admirado y padrino Enrique Urquijo, el triste y malogrado líder de Los Secretos, que la editó en su segundo disco con Los problemas “Desde que no nos vemos” en el año 1998.

La canción de Quique González está inspirada, imita algún verso y mantiene la idea principal del poema de Luis García Montero: cantar a la amada imaginaria, describiendo el mundo ideal que los dos han disfrutado en la mente del poeta.

Una auténtica joya de una delicadeza exquisita.

por Caarte.


4 comentarios:

  1. Tanto el poema como la canción son bellísimos. Descubrí estos versos en la adolescencia, a través de Enrique Urquijo, copié el poema en mis diarios de juventud. Yo también soñaba con ese amor imaginario y perfecto, y seguro que los adolescentes de hoy también lo hacen. Ojalá redescubrieran este tema, porque, en mi humilde opinión, este es un sueño que verdaderamente merece la pena cumplir, y que a todos debería hacersenos realidad para ser felices.

    ResponderEliminar
  2. tengo 30 años y sueño con ese amor... no es sólo tema de adolescencia.

    ResponderEliminar
  3. HACE APENAS UN MES QUE DESCUBRI ESTE POEMA QUE ME TIENE ENGANCHADA,PORQUE POR ALGUNA EXTRAÑA RAZON 15 DIAS ANTES ESCRIBI CON OTRAS PALABRAS ALGO MUY PARECIDO¿SERA PORQUE CUANDO NO PODEMOS TENER LO QUE REALMENTE AMAMOS,ALGUNOS CREAMOS NUESTRO MUNDO PARALELO.ME ENCANTADONDE LAS COSAS SI SUCEDEN COMO NOS GUSTARIA QUE FUESEN?

    ResponderEliminar
  4. ESTA HERMOSA CANCION Y POR SUPUESTO EL POEMA, HACEN QUE UNO SUEÑE, PERO RECORDEIS QUE LAS COSAS QUE UNO DESEA DEBE PRIMERO SOÑARLAS,Y SI LO DESEA CON TODO EL CORAZON ESTE SUEÑO SE PUEDE MATERIALIZAR DE ACUERDO A LA LEY DE LA ATRACCION. QUIERO DESIROS QUE YO ENCONTRE Y ME CASE CON LA MUJER MAS HERMOSA QUE HA PISADO ESTE PLANETA. POR TODEO ESTO. AMELI TE AMO Y MIENTRAS MI COREZON TENGA UN SOPLO DE VIDA VIVIRE PARA QUERERTE.

    ResponderEliminar